viernes, 11 de noviembre de 2011

Crecer, crecer, crecer



¿Pero como? Con cinco millones de desempleados y un millón y medio de familias sin ingresos, supongamos que gastar por gastar (derrochar diría yo) es bueno para la economía ¿cómo comprar pisos, coches, como gastar en vacaciones, restaurantes, etc.? ¿cómo hacer para que los ciudadanos dispongan de más renta?
Una de las formas de reactivar la economía es la inversión pública, pero el estado ni tiene dinero ni tiene capacidad de endeudamiento. Por otra parte, vivir de prestamos no es otra cosa que pan para hoy y hambre para mañana, amén de que los bancos tampoco disponen de liquido para prestar porque lo necesitan para sanear sus propias cuentas. Uno puede endeudarse, si es imprescindible, cuando ofrece suficientes garantías y, sobre todo, tiene seguridad que devolver ese crédito no supondrá devolverlo con otros sucesivos.
Así pues, ¿qué hacer?:
EXPORTAR, EXPORTAR, EXPORTAR
Por así decirlo es buscar fuera, exportando, la riqueza de la que carecemos. Si exportamos coches, si exportamos turismo (aquí se hablaría de importación de turistas) Si vendemos los pisos construidos a los extranjeros que quieren venir a nuestro país, si exportamos tecnología,  bienes de equipo, maquinaria, frutas y verduras, carne y licores, vinos y cervezas, alimentación preparada, etc. etc., si somos capaces de hacer eso, entonces si crearemos empleo, con más empleo más renta disponible y con más renta más gasto. Pero por favor NO MÁS ENDEUDAMIENTO por la falsa ilusión de un piso más caro o un vehiculo más potente. No nos dejemos engañar otra vez. Involuntariamente hemos sido cómplices de la avaricia dejándonos llevar por los cantos de sirena que nos han hecho creer que éramos ricos, muy ricos y lo que en realidad hacíamos era ser cada vez más y más pobres puesto que nuestra riqueza no era tal: era endeudamiento.

1 comentario:

Aureliano Buendia dijo...

Interesante artículo. Sólo que además de exportar más, habría que importar menos. Y no creo que eso le guste nada a la Merkel.
Un abrazo muy fuerte.